24/7

888.845.9696

Discos herniados

La columna vertebral está formada por unos 24 huesos pequeños llamados vértebras, que forman una larga columna en el centro de la espalda. Pero eso no es todo lo que contiene la columna vertebral; entre estos huesos hay pequeños discos en forma de cojín que actúan como amortiguadores para los huesos.

Con el tiempo, estos discos sufren un desgaste significativo y, a veces, pueden salirse de la columna vertebral. Esto se conoce como hernia de disco y puede ser una experiencia increíblemente dolorosa.

Si sufre de una hernia de disco, es importante entender qué le está pasando a su columna, cómo tratarla y si su condición amerita una visita al médico.

Causas de la hernia

En la mayoría de los casos, una hernia de disco es simplemente el resultado de la edad. Con el tiempo, los discos gelatinosos de nuestra columna vertebral se degeneran y desgastan, lo que los hace particularmente susceptibles a desgarrarse o romperse con movimientos repentinos. Las personas mayores tienen un mayor riesgo de hernias discales, que pueden ocurrir cuando levantan objetos pesados, giran y giran durante el ejercicio o incluso cuando hacen algo menor como estornudar.

Hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de una hernia de disco. Éstos incluyen:

  • Obesidad (el exceso de peso ejerce presión sobre la columna)
  • Movimientos repetitivos (por ejemplo, levantar cajas en el trabajo)
  • Fumar (fumar limita el suministro de oxígeno a los discos, lo que hace que se desgasten más rápido)

Las personas también pueden sufrir hernias de disco después de una lesión, como un accidente automovilístico. Los movimientos repentinos y espasmódicos de este tipo de drama pueden ejercer demasiada presión sobre la columna y, en última instancia, empujar un disco fuera de su posición, lo que hace que comprima un nervio cerca de la columna.

Síntomas de una hernia de disco

Para algunas personas, una hernia de disco no mostrará ningún síntoma. en este caso, el escritorio a menudo sanará por sí solo y no se requiere intervención médica. Para otros, sin embargo, una hernia de disco puede ser increíblemente dolorosa con una gran variedad de síntomas.

Si bien hay discos a lo largo de la columna vertebral, la mayoría de los discos herniados ocurren en la parte inferior de la espalda. Por esta razón, el dolor lumbar, en particular el dolor lumbar que empeora con el movimiento, suele ser el primer signo de una hernia de disco. Otros síntomas comunes incluyen:

  • Ciática (un dolor punzante que va desde la nalga hasta la parte posterior de la pierna)
  • Entumecimiento en la pierna o el pie
  • Pie caído (una afección que dificulta levantar el pie al caminar o pararse)

Diagnóstico de una hernia de disco

Una hernia de disco tiene cuatro etapas diferentes:

  • Degeneración del disco: cuando el núcleo del disco se debilita y el disco se vuelve menos capaz de absorber los golpes.
  • Prolapso de disco: cuando el disco comienza a sobresalir o abultarse alrededor de la médula espinal
  • Extrusión del disco: cuando el núcleo del disco comienza a atravesar la pared del disco
  • Secuestro del disco: cuando el núcleo se mueve fuera del canal espinal

Cada una de estas etapas puede presentar su propia variedad de dolor o incomodidad, pero deberá visitar a su médico para determinar la etapa de su hernia de disco.

Durante la visita a su médico, el médico le preguntará acerca de su historial médico y sus síntomas. Después de un examen físico, el médico determinará si necesita más pruebas según la gravedad de sus síntomas. Estas pruebas podrían incluir un examen neurológico (para verificar la pérdida de sensibilidad), una prueba de elevación de la pierna estirada (SLR) o incluso una resonancia magnética para obtener una imagen más clara del canal espinal.

Tratamiento para la hernia

En algunos casos, las personas pueden tratar una hernia de disco en casa, sin intervención médica. Algunos medicamentos de venta libre y algunos días de reposo en cama pueden ayudar a aliviar el dolor, y pequeños cambios en su vida diaria (como tomar descansos y levantar actividad física extrema) pueden ayudar a mantener el dolor bajo control mientras protegen el disco de una mayor degeneración.

Para casos más extremos, una persona puede querer usar fisioterapia para fortalecer los músculos de la espalda. Esto puede ayudar a aliviar el dolor de una hernia de disco al mismo tiempo que fortalece la espalda y la columna en general. Otros pueden solicitar inyecciones de esteroides a su médico para aliviar el dolor a corto plazo.

Finalmente, las personas que sufren de una hernia grave pueden necesitar una discectomía o una cirugía de extracción de disco. En este procedimiento, un cirujano hace una pequeña incisión al nivel del disco y luego extrae parte o todo el disco que ejerce presión sobre la médula espinal. Si es necesario, el cirujano puede fusionar dos vértebras para proporcionar una mayor estabilidad a largo plazo en la columna.

Una discectomía es un procedimiento común. Por lo general, requiere de una a cuatro semanas de tiempo de recuperación, y el individuo regresa a la actividad diaria normal después de seis a ocho semanas.

Hospitalización por hernia discal

Si el dolor de una hernia de disco se siente intenso o dura más de unos pocos días, es hora de visitar a su médico. Pero, ¿cómo saber si el dolor requiere atención médica inmediata? Debe ir a la sala de emergencias de inmediato si experimenta alguno de los siguientes:

  • Dolor o entumecimiento que es lo suficientemente intenso como para interferir con la vida diaria
  • Pérdida del control de la vejiga o el intestino
  • “Anestesia en silla de montar”, o pérdida de sensibilidad alrededor de la parte interna de los muslos, la parte posterior de las piernas y la región anal

Estos síntomas pueden indicar una afección más grave, por ejemplo, una hernia de disco que comprime varios nervios.

Las personas con antecedentes de cáncer metastásico deben buscar atención médica al primer signo de una hernia de disco. Esto se debe a que los tumores espinales a menudo imitan el dolor de una hernia. Es vital que le examinen la columna de inmediato para permitir una intervención temprana en caso de un tumor.

Pronóstico

Para la mayoría de las personas, una hernia de disco no es una lesión importante. La mayoría de las hernias ocurren debido al envejecimiento, y los efectos a largo plazo no difieren de los efectos típicos de entrar en nuestros años dorados. Sin embargo, aún es necesario mantener un cuerpo saludable (a través del ejercicio regular, una buena postura, etc.) si desea evitar el dolor de una hernia de disco.

Sin embargo, si una hernia es grave, no recibir tratamiento puede tener consecuencias a largo plazo. Una hernia discal severa puede causar daño permanente al nervio comprimido, lo que puede provocar una pérdida permanente de la sensibilidad o el control de la vejiga y los intestinos.

Llame ahora para una consulta gratuita: 888.845.9696

Free Case Evaluation

Discover how we can help you..

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.